- - -

22 sept. 2013

El éxodo de los otros valencianos

 Imagen del lienzo de Vicent Mestre titulado «Embarco Moriscos en el Grao de Denia»
Siete lienzos dibujados entre 1612 y 1613 relatan la expulsión de los moriscos de la ciudad de Valencia. Las pinturas fueron encargadas por Felipe III a Pere Oromig, Francisco Peralta, Vicent Mestre y Jerónimo Espinosa. Se trata de obras únicas en su género, seis de ellas pertenecientes a la Fundación Bancaja desde 1977 y un séptimo que es propiedad de una colección particular. Las imágenes narran la expulsión de los moriscos en septiembre de 1609, hoy se cumplen 404 años desde que se decretó el desembarco de aquella minoría religiosa en el puerto norteafricano de Orán.

Hasta el año 1609 había 325000 moriscos en España y un 33 por ciento afincados en Valencia. La política llevada a cabo en el país hasta 1608 con los moriscos fue la de la conversión al cristianismo. A partir de ese año el Consejo de Estado consideró la opción de la expulsión y en 1609 recomendó al rey Felipe III tomar dicha iniciativa que ya había sido promovida anteriormente desde Valencia donde su mayor defensor fue el inquisidor Jaime Bleda. Éste había propuesto al rey la expulsión en un primer momento pero ésta no había sido aceptada por el Gobierno. Poco después otro de los valedores de la causa, el Arzobispo de Valencia, Juan de Rivera, propuso también la iniciativa a Felipe III al considerar a los moriscos herejes y traidores. Para hacer la propuesta más atractiva a los ojos del rey planteó la opción de desterrar a los moriscos y así beneficiarse de sus bienes y propiedades.
 
Decreto del 22 de septiembre de 1609

El 9 de abril de 1609 se determinó la expulsión de los moriscos. El Consejo de Estado decidió comenzar por Valencia donde la población era más grande. Los preparativos de la operación se articularon en secreto y, en el mes de septiembre, tercios llegados de países vecinos, entre ellos de Italia, ocuparon posiciones en el norte y sur de la ciudad del Turia. El 22 del mismo mes el virrey publicó el decreto por el cual se expulsaba a los moriscos, en él también se manifestaba que seis de cada cien familias podían quedarse en España para evitar el deterioro de las haciendas y que podían permanecer en el país aquellos que pudiesen certificar a través de sus párrocos que secundaban las costumbres cristianas. El bando les permitía llevarse todo lo que pudieran pero sus casas y terrenos pasarían a formar parte de sus señores, con pena capital a todos aquellos que decidiesen quemar o destruir sus propiedades antes de su transferencia.

La aristocracia valenciana protestó por la expulsión porque suponía una disminución en sus ingresos, pero la oposición cada vez fue menor ante la posibilidad de aumentar sus riquezas al poseer las propiedades de los desterrados.

El 30 de septiembre trasladaron a los moriscos a distintos puertos de Levante. Los primeros fueron desterrados al norte de África donde, en ocasiones, sufrieron ataques por parte de la población del país de destino. Esto causó temores entre los moriscos que seguían en Valencia esperando a ser trasladados a otro lugar. El pánico de la población fue tal que se produjo una rebelión el 20 de octubre contra la expulsión. En el mes de noviembre cesaron las disputas y se desterró a los pocos moriscos que persistían en Valencia.

Fuente: ABC.es

0 commentaires :

Publicar un comentario en la entrada

Libros

__

Statistics

free counters

License

Licence Creative Commons Los Moriscos De Túnez de http://moriscostunez.blogspot.com est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d’Utilisation Commerciale 3.0 non transposé.

NB: Los trabajos son responsabilidad de los autores y su contenido no representa necesariamente la opinión de Los Moriscos De Túnez--- المواد المنشورة لا تعبر بالضرورة عن رأي الموريسكيون في تونس

Copyright © Los Moriscos De Túnez الموريسكيون في تونس | Powered by Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com